Valérie Demon

¿ Unión nacional ?

(06 Mayo, 2010 18:57)

Ya lo podemos decir. Por fin, Jose Luis Rodriguez Zapatero y Mariano Rajoy se han visto a solas y han salido con una noticia positiva, la reforma financiera y la aceleración de la fusión de las cajas, medidas que reclaman desde hace meses los economistas y por supuesto los mercados. ¿Será suficiente? Mientras que no logren convencer a los mercados, este anuncio se quedará solamente en buenas intenciones.


Pero esta reunión plantea también preguntas. Seguramente en los ataques de los mercados hacia España, hay una buena parte de especulación. Los mercados van al más débil. Seguramente está exagerado y España no es Grecia, eso no lo duda nadie. Pero que rumores estrambóticos (como la de la petición de ayuda de España al FMI), pueden provocar estas caídas, demuestra que la desconfianza hacia España ha llegado muy lejos. Hay que tomar soluciones de urgencia. Pero solamente ahora, solamente cuando los efectos de la crisis griega se vuelven más agudizos, se mueven Jose Luis Rodriguez Zapatero y Mariano Rajoy, dando imágenes de acuerdos en puntos precisos.


Seguramente este movimiento de Zapatero es tardío, pero más tarde que nunca. ¿Porqué será que el presidente del Gobierno llama a Mariano Rajoy cuando está casi con el agua al cuello? Esta vez, Mariano Rajoy no ha salido rechazando y criticando todo. Difícilmente podía hacer otra cosa con la situación actual. Pero tengo dudas: no estoy muy segura de que ninguno de los dos dirigentes haya realmente entendido que esta unión es necesaria, que cada uno debe arrimar el hombro, que el presidente del Gobierno se decida de una vez por todas a tomar ciertas decisiones, por muy impopulares que sean, y que el líder de la oposición deje de pensar solamente en ocupar el sillón de la Moncloa.


Pero no seamos ingenuos. Dentro de algunos meses, tocarán las elecciones catalanas, el año que viene las elecciones municipales. Ojalá los políticos dejen de una vez sus rencillas, sus cálculos políticos que parecen ingratos, innecesarios y que no significan otra cosa que pérdida de tiempo. Parece que solamente los españoles en la calle a la altura, aguantando como pueden, ahorrando de nuevo. Dignos al final.

 

Valérie Demon
Subir